yogaterapia

Es la aplicación del yoga físico, a nivel preventivo o terapéutico, por medio de los asanas y del pranayama.

¿Qué conseguimos desde el mantenimiento, la inmovilidad y la relajación en la postura?: El doctor Miguel Fraile, en su libro"Yogaterapia: Curso de formación", nos responde: "dar un profundo masaje a distintos órganos y partes del cuerpo, imposible desde otras técnicas". Junto con la estimulación del sistema nervioso vegetativo parasimpático conseguimos estimular el tono muscular, la secreción hormonal de las glándulas tiroides, suprarrenales, o sexuales. 

Postura del pez, beneficiosa para el sistema endocrino

Adaptando la sesión de Yoga a casos concretos, podremos prevenir o mejorar:

  • Aparato músculo esquelético: Artrosis, osteoporosis, tendinitis, síndromes cervicales, contracturas musculares, dorsalgias, escoliosis, lumbalgias.
  • Sistema circulatorio: trastornos vasculares, insuficiencia cardiaca, varices, cefaleas vasomotoras.
  • Aparato respiratorio: insuficiencias respiratorias, asma, etc. Aparato digestivo: patologías como gastritis, estreñimiento, colón irritable.
  • Aparato urinario: favorece el buen funcionamiento de los riñones, previene problemas de tensión arterial.
  • Sistema endocrino: equilibrio hormonal. Sistema nervioso: Revitalización por estiramiento.
  • Sistema inmunológico: Fortalecimiento de todo el sistema inmunológico.
  • Embarazo: Resulta muy beneficiosa la práctica del Yoga durante todo el embarazo, teniendo la prevención de evitar posturas de presión sobre el abdomen. Son muy recomendables las de flexión anterior con piernas abiertas y todas aquellas en que fortalezcamos la musculatura del abdomen; imprescindibles también, son los ejercicios respiratorios.