Jana yoga

Uno de los efectos del yoga es el incremento de la autoestima, mejorar la seguridad en nosotros mismos. La consecuencia es que acabamos con las comparaciones, con las competiciones, con las diferencias, con los miedos imaginados, con los prejuicios o, al menos, con unos cuantos, con las diferencias  insustanciales que distorsionan la realidad.

El Gnana o Jana yoga, término empleado por primera vez en el Bhagavad Guita, es el yoga del conocimiento intelectual y de la sabiduría. Es el camino de la comprensión intelectual y de la auto observación. Su meta es la trascendencia, la libertad, la autorrealización mediante el ejercicio de la compresión y del conocimiento.

El Vedânta Sâra de Sadânanda, texto del S.XV, afirma que la vía del jana yoga tiene cuatro medios (sâdhana):

  1. Viveka: discriminación entre lo permanente y lo transitorio, entre lo real y lo irreal. Trabajar en la observación del mundo como aquello que es finito y cambiante.
  2. Virâga: Renuncia a los frutos de la acción. Comprometerse sin esperar recompensa alguna.
  3. Mumukshutva: impulso hacia la liberación, es decir, el cultivo del impulso espiritual.
Shat, son los seis logros que se van consiguiendo paulatinamente con la práctica del jana yoga, según este texto: 
  1. Tranquilidad: arte de permanecer en calma aún en la adversidad.
  2. Control de los sentidos, habitualmente sobreexcitados.
  3. Abstención de las acciones que no son relevantes, actuar solo cuando es necesario para el objetivo vital que nos hemos marcado. 
  4. Resistencia: La habilidad de no alterarse ante las dificultades o la frustración.
  5. Recogimiento mental: Aprender a no dispersarnos con una actividad mental irrelevante, confusa o contradictoria, sin dirección, para permanecer en calma o centrados en la tarea que estemos realizando.
  6. Fe (shraddhâ): una profunda e inspirada aceptación íntima de lo sagrado y de la realidad trascendental. La fe no debe confundirse con la simple creencia que opera solo a nivel mental.

Pretendemos a través de encuentros, seminarios y cursos de fin de semana tener un conocimiento más profundo de las vias del Yoga a nivel intelectual.

Queremos intercambiar puntos de vista entre los asistentes e informar sobre otras vías desarrolladas en Occidente que tienen conexión con el yoga, y que pueden beneficiarse mutuamente, como la filosofía, la religión y la psicología.

Intentaremos que el Yoga no se quede en la práctica de una o dos clases a la semana sino aprovechar para mejorar nuestra vida cotidiana aprovechando las destrezas que aprendemos en ellas.